LUNA DE MIEL

La luna de miel es un viaje muy especial, es poder viajar con la persona amada y compartir un conjunto de sensaciones que se convertirán en inolvidables.

Es vuestra escapada, vuestro viaje de novios. El capricho que os daréis después de tantos meses de planificación y preparativos. Ha llegado el momento egoísta de disfrutar solos de cada uno de vosotros y de vuestro recién estrenado matrimonio.

El viaje de novios también debe ser planificado con tiempo, teniendo todo cerrado (destino, hotel, excursiones, etc.) al menos dos semanas antes de la celebración del enlace.

A continuación os damos algunas ideas para vuestro viaje, os proponemos los destinos más románticos.

PARÍS
En una escena de Sabrina, Audrey Hepburn, recién llegada de París, le sugiere a Linus, interpretado por un majestuoso Humphrey Bogart, que vaya a la Ciudad de la Luz.

Y entonces Humphrey, con toda su clase y estilo, dice: París es para los enamorados.
Y así es, París es una de las ciudades más bellas del mundo, la más visitada, y probablemente la más romántica de las que pueblan el planeta, es sobre todo una ciudad para enamorados. Hace honor a su fama y no defrauda a nadie, más bien a la hora de partir, el viajero lamenta no disponer de más tiempo (o dinero) para volver en seguida o quedarse más tiempo en una ciudad mágica, con un encanto especial que se percibe en cada esquina, cada plaza, o simplemente en cada uno de sus cafés.
 
La esencia del amor está en pasear cogidos de la mano por sus parques y jardines, como el Des Tuileries, sentarse en un banco del Parc Montsouris para hacerse confesiones amorosas, disfrutar del Sena abrazados a bordo de uno de los barcos de Bateaux Mouches, poner un candado con nuestros nombres en la verja del hermoso Pont de l'Archeveché y cenar en una mesa pegada a uno de los ventanales de la Torre Eiffel admirando todo París.
Sí, sin duda París es la ciudad del amor.


VENECIA
Una de las ciudades más evocadoras de Europa es, sin duda, Venecia, la ciudad de los canales. Cada año atrae a miles de amantes y jóvenes esposos en viaje de bodas.
Su atmosfera mágica, enmarcada por el agua, la hizo una sede ideal para artistas que llegaban desde cada parte del mundo para gozar del espectáculo de esta hermosísima ciudad, y eso se refleja en las numerosas obras de arte que embellecen edificios, puentes y monumentos.

Es el refugio perfecto para los amantes que mano a mano la recorren a pie, ya que se presta para largas caminatas, perdiéndose entre callecitas y plazas, descubriendo no solo los típicos lugares turísticos clásicos, sino los insólitos.

La góndola es el símbolo de Venecia. Romántica y fascinante, permite disfrutar de una visión muy especial de la ciudad. Indudablemente, Venecia fue proyectada y construida para ser vista desde el agua. Es desde esta perspectiva que ofrece su cara más espectacular y grandiosa.

La serenata en góndola es un paseo por los canales mientras músicos y
cantantes interpretan canciones italianas populares que harán la atmósfera
todavía más mágica. La góndola se adentra en los pequeños canales,
entre la historia milenaria de sus edificios y la cultura de la ciudad,
para salir después al Canal Grande, con el majestuoso Puente de Rialto.

La elegancia y el encanto de esta experiencia os cautivará.
Esta es la mejor opción para experimentar la atmósfera veneciana y sentirse parte
de esta ciudad única en el mundo.

 


PRAGA
Praga es una delicia, es ideal para ir con la pareja y pasar unos días inolvidables con ese aire de romanticismo que se respira en la ciudad.

Se encuentra a orillas del río Moldava y encontramos cultura y arte por todos sus rincones, algo que convierte en verdaderamente mágico el pasear por la zona de su casco antiguo, una experiencia verdaderamente reconfortante y que merece mucho la pena hacer.
En esta zona encontraremos entre sus callejuelas estrechas y empedradas muchos edificios de bella factura, lujosos palacios y peculiares iglesias que dan un toque muy interesante a cualquier visita a esta ciudad.

Para los enamorados es imprescindible un paseo romántico en barco por el Moldava para ver la ciudad desde el agua.
Subir a lo alto de la Torre Petrín, una Eiffel en miniatura, y contemplar una bonita panorámica de la ciudad. Ya sea una declaración de amor o un simple beso en este lugar quedará grabado en la memoria de los enamorados. Imprescindible inmortalizar el panorama en fotografía.

Y por supuesto recorrer "la colina de los enamorados" y jurarse amor eterno.
En una de las laderas de esta colina se encuentra una estatua de bronce del poeta checo Karel Hynek Mácha, representante del romanticismo del siglo XIX. Hay algunas leyendas de amor asociadas a esta estatua, como que quienes coloquen una flor en el pedestal del monumento será amado por su pareja. También se dice que las parejas que se den un beso junto a la escultura de Mácha se amarán eternamente. 

Así que no existe mejor destino para vuestra luna de miel que la romántica Praga y de paso sellar
vuestro amor con una promesa eterna.


BORA BORA
Hay que vivirlo. De otra manera, resulta imposible describir Bora Bora, también conocida como "la Perla del Pasífico".
Unas erupciones volcánicas hace millones de años terminaron convirtiéndose en un Jardín del Edén en nuestro planeta, sueño de muchos y realidad para unos pocos.

Básicamente, tiene la estructura de un atolón, con una isla central de mayor tamaño y varios islotes a su alrededor denominados "motus".

Como las demás islas que la rodean, Bora Bora es de formación volcánica y sus orígenes se remontan 3 millones de años atrás en el tiempo. Sus condiciones geológicas tan particulares y su exuberante vegetación hacen de ella un destino idílico para una luna de miel y para disfrutar de un viaje inolvidable en uno de sus resorts.

En Bora Bora suele recibirse a los novios en el aeropuerto haciéndoles entrega de un collar elaborado con la flor de Tiaré, muy típica de Tahití y de olor muy agradable.

Todos los hoteles cuentan con dos tipos de habitaciones: overwater y bungalow de tierra. Como su propio nombre indica, los primeros se asientan sobre el agua y son uno de los mayores atractivos a la hora de elegir Bora Bora como destino de viaje

Salvando el vuelo en helicóptero, que sobrevuela el atolón durante
un cuarto de hora, las actividades más atractivas se realizan en el mar.
Probablemente, la más famosa y turística de todas sea ir a dar
de comer a las rayas y a los tiburones. Es cierto que, a pesar
de que los indígenas los denominen baby sharks,
impone bucear cerca de estos
tiburones de un metro de longitud.
No obstante, la excursión merece la pena.


SANTORINI (GRECIA)
Uno de los lugares más bonitos y entrañables del mundo es, sin lugar a dudas, Santorini. Un paraíso del Mediterráneo, cargado de colorido y belleza. Uno de los destinos turísticos más románticos debido, entre otras cosas, a los increíbles contrastes que el lugar posee y que se salen de lo común. Sus playas, sus rutas y las infinitas actividades de ocio que ofrece, le confiere un aire romántico por excelencia donde disfrutar de la pareja en el tradicional viaje de novios .

Ubicado a tan sólo tres horas de la península, la isla griega por excelencia, se convierte en uno de los destinos más deseados por aquellas parejas que quieren conocer un lugar interesante, sin tener que soportar un viaje interminable en avión. Y es que no hay nada como llegar pronto al destino elegido para comenzar a disfrutar de uno de los momentos más felices de la vida de toda pareja.

Santorini cuenta con unos hoteles de auténtico lujo donde disfrutar en compañía de la pareja de las maravillosas vistas que posee, como las increíbles playas de arena oscura, auténticas maravillas para los sentidos. Los que han tenido el placer de conocer la isla, aseguran que una de las cosas que jamás pueden olvidar de ésta, son sus playas y los maravillosos colores de las cientos de casas que la conforman. El azul y el blanco son dos de esos colores míticos de Santorini. De hecho, ambos están presentes a lo largo y ancho de la isla.

Como espectáculo natural, la caldera de Santorini es una imagen deslumbrante, casi imposible pero de gran belleza y
cautivante como pocas. La laguna central es gigantesca y está rodeada a tres lados por acantilados que alcanzan
los 300 metros de altura.

La pequeña isla de Therasia separa la laguna de Mar Egeo y todos
los puertos de la isla están en esta imponente acumulación de agua que
se extiende por 12 kilómetros de largo y 7 de ancho.

La capital de Santorini es Fira. Es una ciudad única, ubicada en
el extremo de un acantilado, como si desde lo alto gobernara las
profundidades y generando una sensación extraña de suspensión en
el aire.